5 consejos simples para prevenir la diabetes tipo 2

Jesús Spinola
CEO

Muchas personas no saben que son propensas a ser diagnosticadas con diabetes tipo 2, la forma más común de esta condición.

Si en tu familia hay alguna persona con sobrepeso, experimentaste diabetes gestacional durante el embarazo o incluso te han diagnosticado pre-diabetes (una nivel elevado de glucosa en la sangre que no llega al umbral necesario para ser considerado diabetes), tienes un alto riesgo de ser diagnosticado.

Como sabemos, este padecimiento puede causar enfermedades en el corazón, accidentes cerebrovasculares y problemas de salud. Mientras más tiempo pases con la condición, mayor será tu probabilidad de tener complicaciones ligadas a la misma. Lo bueno es que es posible retardarla y, en algunos casos, hasta prevenirla por completo. Evitar su aparición o retardar la misma por algunos años, es de gran provecho para tu salud en general.

Para esto, te traemos cinco consejos que pueden ayudarte a reducir el riesgo de padecer de diabetes tipo 2. 

CONTROLAR TU PESO

Si luego de analizar tu Índice de Masa Corporal (IMC), te encuentras con algo de sobrepeso, perder entre el 5 y el 10 por ciento de tu peso actual puede ser de gran beneficio. Por ejemplo, si ahora pesas 90 kilos y estás por encima de tu peso ideal según tu IMC,, tu objetivo sería perder entre 4 y 9 kilos. Hay planes que pueden ayudarte a este fin, pero no en todos los casos se requiere algún tipo de atención especializada.

Para mantenerte en tu peso ideal, una vez hayas disminuido el peso excedente, la relación debe ser la siguiente: las calorías ingeridas deben equivaler solamente a la energía que consumas. 

DEJAR DE FUMAR

La nicotina interfiere directamente con la generación de insulina en tu cuerpo. El consumo de tabaco es la principal causa de muerte prevenible, así que evítalo a toda costa. 

Hay un sin fin de tratamientos y métodos para dejar de fumar. Algunas personas lo dejan de un momento a otro; otros utilizan manuales paso a paso, buscan orientación o los medicamentos y productos que ayudan a la disminución de la adicción a la nicotina. Prueba el que más te funcione y actúa con prontitud. 

MANTENER UNA DIETA BALANCEADA 

Existen muchas dietas y planes alimenticios saludables, así como especialistas que te pueden ayudar a elaborar la dieta perfecta para tu cuerpo y tu metabolismo.

La realidad es que, una dieta sana y balanceada, no es un gran secreto. Comer solamente lo necesario y procurar que nuestros alimentos sean de calidad y elaborados de las formas más naturales posibles, es la base de toda sana alimentación. De preferencia, deberías incluir todos los grupos alimenticios en tu dieta diaria, de la siguiente forma: 

  • Frutas, vegetales, granos enteros, leche, productos lácteos descremados o con poca grasa.
  • Bajo consumo de grasas saturadas, grasas trans, colesterol, sal (sodio).
  • Carnes magras, pollo, pescado, frijoles, huevos y nueces.

AUMENTAR LOS NIVELES DE VITAMINA D 

La vitamina D es muy importante, principalmente para la salud ósea del cuerpo. Algunos estudios señalan que puede ayudar en la prevención de la diabetes tipo 2 y reducir el riesgo de algunas enfermedades cardiovasculares. Para aumentar los niveles de esta vitamina en tu organismo, ten en cuenta estos  tips súper fáciles: 

  • Toma un poco más de sol, ya que la vitamina D se sintetiza por la piel mediante la exposición solar y es la fuente principal para este nutriente.
  • Come pescados grasos (salmón, atún, arenque).
  • Consume huevo. 
  • Los lácteos y sus derivados contienen pequeñas cantidades (leche entera, mantequilla, queso).

LLEVAR UNA RUTINA DE EJERCICIO DE AL MENOS 30 MINUTOS 

Ejercitar el cuerpo al menos 30 minutos diarios es sumamente necesario. Si has estado inactivo durante muchos días o semanas, es primordial que empieces a crear una rutina de ejercicios. 

Hay muchas fuentes y maneras de donde puedes obtener información y consejos sobre qué tipo de ejercicio debes hacer. Empieza siempre lentamente y avanza hasta lograr tu objetivo. Por ejemplo, las rutinas matutinas de calentamiento, sentadillas, trotes estacionarios, entre muchos otros, pueden ser alternativas fáciles y de cero inversión económica que te ayudarán a acostumbrarte. 

ELIGE EL CAMINO DE LA PREVENCIÓN

Prevenir la diabetes tipo 2 es una realidad alcanzable. La disciplina y la conciencia de tus probabilidades de ser diagnosticado no se deben descuidar. Por otro lado, existen muchos seguros de salud, pero pocos son seguros especializados que responden directamente a las personas que viven con esta condición. Infórmate con tu médico y mantén una vida saludable.